EL ARBOL DE LOS ABUELOS ES "NORME"


Nosotros no nos hemos atrevido con el árbol de Navidad este año, de hecho, el portal de los Clicks de Playmovil, parece un grupo de refugiados, semiocultos en la mesa del salón. Más que nada porque deseamos que nos duren algún año más, y tememos seriamente que el niño "Sús" pueda ser secuestrado por Julia (que ha vuelto a secuestra mi alianza de matrimonio, sin petición de rescate, ni nada), y no hay nada más triste que un Belén sin niño. Así que cuando las niñas llegaron a casa de los abuelos y vieron un árbol (artificial) de metro ochenta, lleno de luces, muñequitos, bolas, regalitos, estrellas, espumillones... y todo lo que se pueda poner, alucinaron. Les encanta. Todos los días se traen algún juguetito del árbol, hoy han caído un regalito de pega, una estrella plateada (de los años setenta), dos angelitos de madera, y seguro que algo más que todavía no he descubierto.
Bueno abuelos, si notáis que falta algo más, ya sabéis lo quienes lo tienen.


UN DOMINGO DE INVIERNO

A pesar del frio, no podemos resistirmos a salir las mañanas del domingo
Vimos belenes

Saludamos a Porrina, cantaor gitano y de Badajoz
... Y nos tomamos zumo y aceitunas (sé que la combinación es extraña pero a ellas les gusta) en un bar del centro mientras sonaba flamenco de fondo

NEGOCIACIONES




Las niñas se han convertido en unas expertas en negociaciones. Ya que todavía no tenemos muy claro lo de la alegría de compartir (chist, a no poner ni un pero que conozco a alguno que con cuarenta no lo ha asumido), hemos de introducirnos en la ardua tarea de gestionar las distintas posibilidades de dar el cambiazo cuando algo nos interesa. Me explico, si mi hermana tiene un juguete que no está duplicado, o come gusanitos y a mi se me han acabado, ¿qué puedo hacer?. Las opciones son varias:
  1. Gusanitos: Acercarme sigilosamente, y tras soportar un breve rechazo inicial de mi hermana que todavía está provista de suculentos trocitos de maiz, comenzaré a jugar, haciéndole creer que soy su mamá y le doy gusanitos y aplaudo cuando se los come, hasta que llegados a un punto, le pido que ella haga de mamá y me dé los gusanitos a mí. Si mi hermana ha entrado en el juego, el resto, es gusanito comido.
  2. Juguetes: Le llevo otra cosa que sé que le gusta, o al menos eso creo. Suavemente intento darle el cambiazo para que me ceda lo que tiene en ese momento. Me pongo pesadita pesadita, hasta que consigo que me de el objeto en cuestión. Problema que puede surgir: que una vez que me lo cambie, me guste más lo que acabo de darle.
  3. Juguetes: Si es un juguete en el que podemos jugar las dos y mi hermana no me deja jugar. Hago venir a algún mayor, pongo cara de pena y así acabo participando. Los pucheros son un recurso del que no hay que abusar.
  4. Juguetes o gusanitos: Siempre cabe optar por la rapiña. En el momento en que se produzca el despiste de mi hermana, agarro los gusanitos o los juguetes y echo a correr con toda mis fuerzas hasta ocultarme de la vista de mi hermana (que seguramente se quedará llorando) y de mis padres, que me buscan para decirme lo que intuyo: que esto no es negociar, es abusar y está muy feo. Otro problema que puede surgir, es que la huida sea accidentada, y acabe dándome con algún mueble, o cayendo al suelo. No está del todo mal, porque siempre puedo recurrir de nuevo a los pucheros y conseguir que la bronca sea menor.
En fin, estas son algunas de las claves que emplean y desde luego dan resultado, a veces positivo, y otras no tanto.

EMMA E INES, INES Y ENMA. TANTO MONTA MONTA TANTO


El día 19 de noviembre, han nacido: Inés y Emma. Son hermanas, son gemelas, y son ... preciosas. Sus padres son José y Mayte. Nos hemos conocido a través de la red. Ellos estaban muy preocupados, porque el embarazo estaba resultando complicado. José nos mandó un correo hace varios meses, el encabezado ponía "Importante: sobre la transfusión feto-fetal", y es cierto la transfusión feto-fetal nos lo parece. Tras ese primer correo se han ido sucediéndose otros, y nos han informado sobre el estado de salud de la mamá y de las niñas. Creemos que José debe ser una persona de lo más considerada, porque siempre encabezaba el mensaje dando pistas de lo que nos íbamos a encontrar, así sabíamos si estaban preocupados, aliviados, si la eco-cardio había ido bien. Este fin de semana nos llegó otro correo "las dos caras del milagro". Y lo son. Son dos muñecas divinas que han venido al mundo a llenar de alegría la vida de sus padres. Son un milagro de 2'760 kg y 2'780 kg cada una. Al tiempo, como milagro que son, no tienen medida ni mesura, y vienen a repartir risas, trabajo, alegría, cansancio, juegos, responsabilidad a todo el que se acerque a ellas.
Nuestra enhorabuena, nuestros mejores deseos, y un par de brazos virtuales para ayudaros ahora mismo. Lo habéis superado todo con nota.
Estamos encantados de inaugurar nuestra etiqueta, amigos múltiples, con Inés y Emma.
Besos a todos, y fuerza al pappa a la mamma.
Al igual que durante mucho tiempo compartimos vuestra preocupación, hoy compartimos vuestra alegría (esa alegría casi infinita que se siente cuando nacen nuestros hijos)










A LA CAMA.... POR FIN


Las gemelas no son dormilonas. Dos años de continuos despertares y malas noches, dan fe de ello. Pero hace un mes más o menos estamos consiguiendo algo que nos parecía imposible... que se duerman solitas por la noche. Hasta entonces las dormíamos en brazos, pero llegó un punto en que nuestras espaldas dijeron ¡basta!. Entonces, decidimos poquito a poco introducirlas en el maravilloso mundo de dormir solo. Poco a poco, leyendo cuentos, dejando una lucecita de noche encendida, volviendo a visitarlas cada vez que oíamos un pequeño llanto... tirando de la última reserva de paciencia que nos quedaba, y ha dado sus frutos.
Hoy, mi Santo ha tenido que irse a Madrid, y yo me he quedado con las fieras solita. Esto habría sido impensable hace poco, habría tenido que acudir en mi auxilio mi madre (nueva lectora de este blog, y que se enterará de que estamos solas cuando lea esto), o de cualquier buen samaritano que hubiera querido prestarnos su ayuda. Pero no ha sido necesario.
Jugamos, las bañé, di la cena (hasta ahí sin problema), y a las diez, llegó la hora mágica. ¡ A la cama!. Como siempre, con cuentos, saltitos, inquietudes, algún coscorrón (se ponen a saltar en la cama hasta que dan un tropezón), daños imaginarios (Julia me pide que bese todas las partes de su cuerpecito, porque según ella tiene daño, si vierais la carita de pena que pone os moríais de la risa) pero al final y tras contar el cuento de cómo el sol se iba a dormir (de cosecha propia), las oigo rendirse al sueño. ¡Por fin!.
Voy a regalarme una película sin zombies, posiblemente "Orgullo y Prejuicio", y después haré lo propio, a la cama... por fin.

CANCIONES INFANTILES

Cualquier actividad desde darles de comer hasta cambiarles los pañales tiene banda sonora. Pero, no os creáis que tenemos el equipo de música conectado todo el día, somos nosotros, que lo mismo cantamos "mi barba tiene tres pelos" mientras le ponemos el pijama, que "estaba el señor don gato" cuando nos vamos a la cama. Anabel tiene una voz bonita y los ocho años de conservatorio se notan. Yo, en cambio, además de mal, canto a grito pelado. He notado que los vecinos del bloque me miran últimamente de una forma extraña, con un cachondeito en la mirada que sospecho viene motivado por esta circunstancia. Supongo que cuando me ven se acordarán de mi última serenata. Me da igual, que piensen lo que quieran, no voy a dejar de desentonar canciones infantiles.

Últimamente, les gustan mucho las canciones de "Los payasos de la tele", a continuación un tube de sus canciones preferidas



Y ahora el mismismo FOFO:




DAMOS DE COMER A LOS PATOS






Otra mañana de domingo en el "Parque de Castelar". Por más que estuvimos buscando, hoy no vimos a ninguno de los pavos reales. Todo hay que decirlo, para suerte de los pavos, porque Julia y Patricia los persiguen sin compasión.




DICCIONARIO ESPAÑOL GEMELAR-GEMELAR ESPAÑOL 4ª ENTREGA


Ya vamos por la cuarta entrega de este maravilloso diccionario. Poco a poco, las gemelas van aprendiendo frases, palabras. Lo cieto es que nos reímos muchísimo escuchándolas hablar. Tratan de repetir todo lo que les decimos y resultan muy cómicas. Sin más dilación os cuento las últimas novedades en lo que a vocabulario se refiere. Seguro que se me escapan muchas, porque cada día aprenden cosas nuevas.
Apamín: Aunque comenzamos pensando que era algún nombre chino, el sonido entre la i y la e de la última vocal, y una ardua observación de la niña en cuestión, nos ha llevado a concluir que significa "Papá ven". También existe "Mamámín" y "Nennemín", dependiendo que quien queremos que venga.
Alela y alelo: Abuela y abuelo.
Acua pa' bebé (mientras se señalan la boca con el dedo índice): Engaño, sutil, pero engaño. Agua para beber, que se acaba convirtiendo en agua para verter sobre la ropa, el suelo, la sillita, escupir...
Acho: Expresión típicamente extremeña, que quiere decir "acho", o lo que es lo mismo muchacho, aunque también se puede aplicar a las féminas. Pronto aprenderán el "cucha", expresión que significa escucha, aunque realidad lo que se pretende pedir es atención, no que se escucha, y serán unas extremeñas de pro.
Anito: Gusanitos. Calmante de hijas y madre, que por diez céntimos la bolsa pequeña (hay sitios donde todavía los venden por cinco), permite disfrutar de unos instantes de paz. Utilícese con mesura, especialmente si estamos próximos a la hora de la comida o cena.
Asúll: Azul
Ente: Tiene dos acepciones, pendiente, o diente, dependiendo de donde se marque con el dedo.
Lola u Hola: Sobran las palabras, suele acompañarse de un movimiento de las manos de las niñas o de opopo, depende de quien salude.
Losojo: Los ojos.
Pehpeh: Pez
Pupo: Pulpo. Protagonista indiscutible de los cuentos utilizados en cambios de pañales o  ropa. El cefalópodo siempre va por el mar buscando peces a los que saludar, y niñas a las que hacer cosquillas, es así un tipo curioso.
Pipí o Tete: Chupete.
Pepe: Órgano urinario femenino. Tanto oír decir, voy a limpiarte el pepe, voy a limpiarte el pepe, es lo que tiene...
Rojjjjo: Dígase marcando mucho la "j", significa Rojo.
Siesh: Pies. El plural se forma con "Sieshesh" que vendría a ser algo así como pieces.
Toshto: Oso. Sí, Mamífero carnívoro plantígrado, que llega a tener un metro de altura en la cruz y metro y medio desde la punta del hocico hasta la cola, de pelaje pardo, cabeza grande, ojos pequeños, extremidades fuertes y gruesas, con garras, y cola muy corta. Vive en los montes boscosos y se alimenta con preferencia de vegetales.
Tosh: El número de años que acabamos de cumplir. Se inicia con un sonido entre la d y la t, que no se como transcribir. Por cierto, cuentan más o menos ordenadamente hasta el cinco, y con un poco de ayuda llegan al diez. 

DECALOGO POR SI OS ANIMÁIS A SER PADRES


La semana pasada recibí un correo electrónico de Fritus, (bloguero y padre de Tanit). Trataba de "técnicas" para permitir visualizar la futura paternidad en diez simples lecciones. Me reí un montón y si me permitís os pongo el decálogo en cuestión a ver que os parece:








  1. Para vivir la experiencia del embarazo: cuélguese una bolsa de garbanzos a la altura de la barriga, agregando un puñado todos los días durante nueve meses. Luego de los nueve meses, abra la bolsa y retire el 10% de los garbanzos.
  2. Antes de lanzarse a tener hijos, busque una pareja que ya los tenga y sométalos a estudio. Critique sus métodos para imponer disciplina, su falta de paciencia, sus pésimos niveles de tolerancia, y por haber permitido que sus hijos se porten como salvajes. Sugiera maneras de mejorar el comportamiento de los niños a la hora de acostarse, ir a hacer pipí o comer. Aproveche, será la última vez que tendrá todas las respuestas.
  3. Para hacerse una IDEA de cómo serán las noches, consiga un almohadón húmedo de entre 4 y 6 kilos, y recorra el salón llevándolo en brazos, sin sentarse, desde las 5 de la tarde hasta las 10 de la noche. A las 10 suelte el almohadón, ponga el despertador para que suene a las 12 y duerma. Cuando a las 12 suene el despertador, levántese y vuelva a pasear el almohadón por el salón mientras canta canciones de cuna en la oscuridad. Repetir a las 2 AM a las 4 AM y a las 6 AM. Opcional: a las 4 AM puede dar una vuelta en coche con el almohadón. Siga esta rutina durante 5 años. Ponga siempre buena cara.
  4. ¿Es posible aguantar a los niños dentro de casa? Para averiguarlo, unte nocilla en el sofá y mermelada en las cortinas. Esconda un trozo de pescado rebozado detrás del equipo de música y déjelo ahí durante todo el verano. Meta los dedos en las macetas y luego arrástrelos por las paredes más limpias. Dibuje encima de las manchas con lápices de color. Compre 5 cachorritos de doberman y déjelos retozar en su dormitorio.
  5. Vestir a un niño pequeño es simple: primero, compre un pulpo, pídale al verdulero una bolsa de red y trate de introducir el pulpo dentro de la bolsa de manera que no salga ninguno de los tentáculos por los agujeros de la red. No se aflija, le puede dedicar toda la mañana.
  6. Niños en edad escolar: Guarde una caja de huevos (vacía). Usando una tijera y unos rotuladores, conviértala en un gracioso cocodrilo. Ahora junte un envase tetra-brik, una pelota de ping-pong y un paquete de cereales vacío y construya una réplica exacta de la Torre Eiffel. Comience este trabajo a las 11 de la noche, que sería la hora en la que se entera que ES PARA MAÑANA. ¡Excelente! Ahora espere las críticas de la maestra.
  7. Cambie el coche de dos puertas por una camioneta. Y no la lave nunca más. Después de todo, es un auto familiar, sin valor de reventa.
  8. Compre un helado de chocolate y aplástelo en la guantera. Meta dos monedas de 10 cts. en el compact. Compre un paquete familiar de galletitas dulces. Macháquelas un buen rato sobre los asientos traseros. Salga del coche, y arañe ambos lados del vehículo con la llave. ¡Perfecto!
  9. Vaya al supermercado. Lleve consigo lo más parecido que encuentre a un niño de menos de cuatro años (una cabra adulta es ideal). Si piensa tener más de un hijo, lleve dos cabras sueltas. Haga la compra para una semana sin perder de vista las cabras. Mantenga discusiones con los encargados de seguridad del supermercado, subiendo en el escalafón (pero siempre sin perder de vista a las cabras). Cuando llegue al gerente, cambie de supermercado.
  10. Darle de comer a un niño: Compre un melón, vacíelo, y hágale un pequeño agujero en un costado. Cuélguelo del techo y déle un golpe para que se balancee. Ahora tome un plato con puré de calabaza. Trate de meter cucharadas de puré dentro del melón, mientras simula ser un avión.Siga intentándolo hasta terminar la mitad del puré. El resto, viértalo sobre su regazo, y desparrame bastante en el suelo.
  11. El aseo de la criatura: Consiga un gato adulto (preferentemente callejero o semisalvaje). Póngase su mejor traje si es hombre o medias y zapatos de tacón alto si es mujer. Llene la bañera con agua tibia y juguetes de goma. Acto seguido introduzca el gato y lávelo con champú.. luego de enjuagarlo y secarlo con una toalla, siga el procedimiento indicado previamente con el pulpo y la bolsa de red. Repetir todas las noches durante 5 años
Si logra superar estos pasos, usted puede tener hijos cuando lo desee.El resto es lo mejor que le podrá pasar en su vida.

Yo añadiría, multiplíquese al menos por dos, todo el tinglado en caso de partos múltiples. Espero que os haya divertido. Por cierto, este correo me ha dado alguna que otra idea para nuevas entradas.

SOBRE TRANSFUSIÓN FETO FETAL Y PÉRDIDA DE BEBÉS

Hace un tiempo, publiqué una entrada sobre la Trasfusión feto-fetal que padecieron Julia y Patricia durante el embarazo. Esa es con mucho, la entrada más visitada de este blog, y es comprensible, porque la transfusión fetofetal es un problema serio.
Tanto mediante comentarios, como por correo electrónico, son muchos los padres y madres, que se han puesto en contacto con nosotros. Muchos de ellos llevan una perfecta evolución del embarazo y otros perdieron a sus bebés. Para los primeros la información es crucial a efectos de tranquilizarse y saber que este es un problema con solución, para los otros es esencia desahogarse, exteriorizar su pena por la pérdida de uno o varios hijos, vivir su luto.
Este motivo me lleva a crear un apartado con enlaces relacionados con el tema. No es una gran ayuda, pero espero que sirva de algo de todas formas. En cualquier caso, la entrada principal sobre la transfusión fetofetal sigue abierta, y mi correo electrónico también. Os lo recuerdo achocucha@gmail.com.
También quiero daros a conocer el mail de otra amiga que perdió a sus bebés, y que me ha pedido que os lo comunique por si necesitáis algo, es el siguiente dolorsforroll@hotmail.com.
Desde aquí os hago dos peticiones más:
  1. Si conocéis más enlaces de interés en cualquiera de los sentidos, por favor comunicádmelo para que pueda añadirlos.
  2. Cuando nazcan vuestros bebés, me gustaría publicar una foto de ellos si me dais permiso, o al menos que me mandéis una para conocer a todos estos niñ@s tan precios@s.
Muchas gracias por tomaros tiempo de leer esta entrada. Muchos besos y abrazos para todos

FELIZ SEGUNDO CUMPLEAÑOS

Es la segunda ocasión en la que mis dos blogs comparten entrada. Nunca lo he hecho por comodidad, siempre por motivos especiales. En el presente supuesto es el segundo cumpleaños de mis gemelas. Julia y Patricia cumplen hoy dos años. Son mi mayor orgullo, lo mejor que la vida me ha regalado. Han sido dos años de mucho trabajo, cansancio, satisfacciones, de noches en vela, abrazos, besos. Dos años preñados de asombro. Sí, de asombro, por como van cambiando, como evolucionan de día en día. Aprenden tantas cosas y absorben todo tan deprisa que casi da vértigo. En este último año, hemos aprendido a gatear, andar, correr, comer sólidos, hablar, "dibujar" (entiéndase rayar) y muchas más cosas que ahora se me escapan.
Reconozco que el aspecto de la charla, nos está haciendo sonreír mucho, sus esfuerzos por comunicarse con el mundo exterior son tremendos; los "opopos", "ollares", "siés", "mamón"...son los futuros hipopótamos, collares, pies y jamón. ¡Ah jamón! ¡que manjar, que cosa tan buena!, ¡que descubrimiento!. Su reciente devoción por el jamón serrano merece entrada a parte.
Celebramos este evento un poco antes, ayer sábado, por la tarde. La fiesta ha sido familiar, sencilla, con globos y mucho ruido. Invitados: los primos, los abuelos, Candi y Javi. Compramos chucherías, piñatas, bebidas, y dos pequeñas tartas con la carita de Mikey Mouse y su novia en una oblea, una para cada niña. Les cantamos "cumpleaños feliz" y soplaron las velas, aplaudimos y me les hice fotos sin parar. Sus abuelos (reyes de la utilidad) les han regalado ropa, colchas, y los demás nos hemos dedicado a los juguetes: Trancas y Barrancas, una pizarra y .... dos "superopopos". Quien lea el otro blog, sabe que los "opopos" son casi miembros de la familia. Son dos hipopótamos de peluche imprescindibles para dormir. Hemos estado a punto de perderlos en alguna ocasión, y llegamos a la conclusión de que debíamos encontrar un par más de repuesto. Tristemente, no se fabrican ya , y en donde vivimos no podía encontrarlos, así que me puse en contacto con la distribuidora de los juguetes. Permitidme un paréntesis, quiero dar las gracias al personal de" BB aventurero", y sobre todo a Katia, que me atendió con tanta entrega y diligencia facilitándome la compra de los "superopopos". Sin ella está sorpresa no habría sido posible. Por cierto, los nuevos hipopótamos son el doble de grandes, parecen los padres de los otros.

Están encantadas, no han abandonado a los pequeños, ni se han separado de los grandotes. De hecho, están durmiendo los seis juntos. Parece el inicio de una maravillosa relación.
Soy incapaz de expresaros la felicidad tan inmensa que siento. Sé que resulto cursi, seguro que tontona, pero que le vamos a hacer, soy madre primeriza.
¡Muchas felicidades Julia y Patricia!¡os queremos!.
Ahí os dejo algunas fotos y un pequeño vídeo de Julia con los "opopos"


video

LOLA.

Esta es Lola. No, la niña que está sentada enseñando el body es Patricia. Lola está a su lado, quietecita, por lo que vaya y venga.
Lola llegó hace unos años a casa de mis padres, en compañía de otra tortuga, de la mano de mis sobrinos Juan Pedro y Enrique. Por la casa de mis padres, han pasado gatos, hamsters, ardillas, peces, tortugas, y últimamente un pato marrón.
Cuando Lola y su compañera se hicieron un poco grandes para residir en su habitáculo con islita y palmera incluidas, fueron liberadas en la gran terraza de casa de mis padres. La amiga de Lola desapareció un día. Sospechamos que debió tirarse por algún bajante. No es que los niños le hicieran la vida imposible, ni mucho menos, es que a veces las tortugas necesitan cambiar de vida.
El caso es que Lola, sí permaneció con nosotros. Este nombre, el de Lola, lo recibió hace unos meses, antes se llamaba "la tortuga de Enrique", pero cuando Julia y Patricia comenzaron a hacerle caso, nos pareció demasiado largo. Así que la rebauticé con toda la cara, y sin contar con el propietario, al que como buen primo (en el sentido familiar), no le quedó más que dar su bendición al bautizo. A ella no parece haberle molestado, porque desde que cambió de nombre, también ha comenzado a recibir más atención.

Al principio sólo la tocaba Julia, a Patricia le imponía su presencia. Pocos días después, Patricia no sólo comenzó a tocarla, sino también a cogerla, y alimentarla. Es cierto, que tratando con seres tan poco civilizados como estas niñas, a veces peligra su vida, porque no se dan cuenta de que Lola no es un juguete, y la tiran al suelo, o le dan con la punta del zapato. Momento en el que ponemos todos el grito en el cielo, y decimos que eso no está bien. Entonces la autora del maltrato, coge de nuevo al bichito, lo acaricia y le lanza un !ayyy! lastimoso, una especie de "lo siento" infantil.
Patricia se esmera mucho en darle de comer, le lleva pepinillos, trocitos de pan, jamón york, y aunque Lola, no parece muy interesada en la comida que le trae, Patricia continúa sirviéndole el menú, con la disposición que la caracteriza (que es mucha).
Hay veces, que la tortuga se esconde en la espesura de las macetas, harta como estará, de tanta atención desmedida y descuidada, y entonces las gemelas, se quedan en el borde de ese pequeño bosque ficticio que montó mi padre, y la llaman, como si buscasen a Pulgarcito "¡Lola! ¡Lola!". La tortuga (lógicamente) no aparece, porque aunque quisiera verlas, sus caminar es lento, sosegado. Entonces, las gemelas recurren a padres, abuelos, primos, o quien sea menester, para ver a su amiga, aunque sea un ratito.
Por cierto, no sé si es Lola o Lolo, nunca lo averigüé, mira que si encima del martirio al que se somete, lo hice transexual...

ALMOSSASSA: BATALAYAWS LA FUNDACIÓN DE BADAJOZ






Desde hace pocos años, se viene celebrando una festividad en octubre, para conmemorar la fundación de Badajoz, por Ibn Marwan allá por el año 875. Nos vamos a la parte antigua, que tratamos de recuperar fervorosamente, de la desidia y la dejadez que la atacó durante treinta años. Disfrutamos de un día precioso. Sólo quiero dejaros unas fotos. Y congratularme, porque por una vez no he salido horrorosa. No soy Angelina Jolie, pero al menos no se me ve la cara de cansancio que se ha adueñado de mí.
Sí, se me enrojeció el pelo. No es magia, es tinte.

SOY TODAS LAS PRINCESAS DISNEY, ¿O NO?



Si me quejo con frecuencia de tener el corazón en un puño desde que estas niñas comenzaron a moverse, no puedo por menos que reconocer, que también me río de corazón, desde lo más profundo de mis entrañas todos los días.
En la anterior entrada os conté que habíamos pintado y decorado un poco la habitación de Julia y Patricia, y entre la cosas que pusimos una especie de medidor de pared (que por culpa del dichoso gotelé hubo que pegar en el armario) ilustrado con corazoncitos, flores, y las Princesas Disney. La Bella Durmiente, Blancanieves, Cenicienta y Bella se encargarán de decirnos que altura alcanzan estas gemelas en los próximos años.
El caso es que estábamos en la habitación, cuando Patricia se pone a señalar a la Bella Durmiente y dice "mammá, mammá", y yo que no me encuentro parecido ninguno, porque ni soy Bella, ni mucho menos durmiente (ya me gustaría ser durmiente), le pregunté: ¿no crees que mamá se parece más a esta?, refiriéndome a Blancanieves, que al menos es paliducha, tiene melena corta y oscura como yo , y ella me dijo que sí, que aquella también era mammá. Instantes después, la Cenicienta y Bella, también lo eran. Todas, todas, todas eran mamá. Y a mí aquello me llenó de satisfacción, porque yo pensaba que a estas alturas mis pequeñas Electras, ya estarían convenidas de que su madre más que princesa es una bruja de cuento, todo el día diciendo, no hagas esto, no hagas aquello, ten cuidado, eso no se coge... Pero no, a pesar de mi retahíla maternal, Patricia está convencida de que su mamá es una princesa. ¿No es encantador?.
Entonces llegó Julia, y tras observar a su hermana, convino con ella en que yo era Blancanieves, pero no la Bella Durmiente, porque la Bella Durmiente es ... su papá ¡Ja, ja, ja!. Bueno, no deja de ser un halago, al menos hasta que descubramos los príncipes Disney, o algún chavalote con el que comparar a su superpadre. Y es que su papá, es mucho papá.

Personalmente preferiría ser Mulan, que me parece bastante más osada y activa, pero de momento mis niñas no la conocen, iré introduciéndola a ver si de mayor puedo serlo.

¡PELIGRO, CRECEMOS!



Buscad unos barrotes que os lleguen a la altura del pecho, preferentemente que se encuentran al menos a un metro y medio del suelo. ¿Los habéis encontrado?... con que os hagáis a la idea es suficiente. Agarraos a esos barrotes, sin apoyaros en nada, subid la pierna y ponedla arriba del todo, impulsaros (si tenéis complejo de atleta olímpico), y a ver que pasa. No, no lo hagáis que yo se lo que pasa, os dais un tortazo de los que hacen época. Pues bien, eso es lo que hizo mi niña Patricia, antes de irnos de vacaciones, y es el motivo último que ha provocado un cambio radical, el de la cuna a la cama.
Como os digo la niña se cayó desde la cuna, que es completamente fija, y no sabemos como lo hizo, suponemos que levantó la pierna (sin más apoyo que la otra pierna), la puso sobre el barrote de la cuna, y se impulsó. Y eso, que la compramos sin barra móvil, para que involuntariamente no pudiera moverla y se cayera, como le había sucedido a alguno de mis sobrinos. Y que como la niña "promete", habíamos quitado las chichoneras para que no se pudiera apoyar, y evitar una escalada sin consecuencias, que protagonizó hace unos meses. Pero da igual, ella va a ser equilibrista en el Circo del Sol, y ya está dando sus primeros pasos.
Este paso, en concreto, supuso un porrazo tremendo, un susto de muerte, un ataque de pánico, un charco de sangre, un frenillo roto que fue suturado por un cirujano, y una inflamación del labio superior que deja atrás los morros de Angelina Jolie. El disgusto que nos llevamos todos fue tremendo, hasta la pobre Julia estaba preocupada por su nenné, y explicaba en la sala de urgencias a los abuelos con sus gestos que la hermanita estaba llorando. Podemos decir sin temor a equivocarnos, que Patricia nos ha traumatizado a los tres, y que ella ya sube con más precaución a los sitios.
Durante varias semanas hemos estado protegiendo las cunas con enormes cojines alrededor, no sea que fuésemos a repetir la gracia. Hace poco hemos comprado dos somieres con patas, que han sido recortadas cinco centímetros, dos colchones, dos quitamiedos grandes. El fin último es que si se caen lo hagan desde menos distancia y no se partan la boca otra vez. El revuelo que se ha montado ha sido tremendo. Las hemos puesto pegadas, en forma de L, y van de una cama a la otra, juegan, duermen juntas la siesta, se lo pasan pipa.
Además, aprovechando las circunstancias hemos reformado la habitación, la pintamos de lila, y pusimos más cuadros, y muchas cositas cursis. No os voy a enseñar una foto porque todavía no tenemos unos edredones decentes, y en el fondo soy una coqueta. En cualquier caso, prometo la fotografía tan pronto me decida a comprarlos, que al paso que voy será en el mes de enero. Y es que, no sé como puedo tardar tanto en hacer cualquier cosa.

PD. Patricia es la de la calcamonía en el brazo.

DIBUJOS EN LA ARENA




Igual de efímeros que los dibujos en la arena que hacíamos para las niñas, fueron estas vacaciones. Sin embargo, hay muchas cosas que no se borrarán de nuestra memoria: días de diversión, agua y arena.



video

DICCIONARIO ESPAÑOL-GEMELAR GEMELAR-ESPAÑOL. 3ª ENTREGA


El tiempo, va exigiendo actualizaciones del diccionario gemelas-español, español-gemelas. Algunas de las palabras que ya conocían, han variado su pronunciación, y otras siguen, tipo papá y mamá, siguen como estaban. En fin, allí vamos con la tercera entrega, para poderse relacionar con estas niñas.

  • Aguagua: Paraguas. Palabra que sirve lo mismo para nombrar los susodichos, que las sombrillas, sea cual sea su tamaño. El paraíso de los "aguaga", se encuentra en la piscina a la que vamos casi siempre, "sembrada" de sombrillas verdes.
  • Annca: Naranja.
  • Bobobó: biberón, solicitado hasta la saciedad por Julia, a partir de las ocho de la mañana. Esta petición podrá verse repetida en la noche a partir de las nueve y cuarto (minuto arriba, minuto abajo). En ciertos casos de impaciencia, puede verse acompañado de llanto fingido y nervioso.
  • Cuncun: (Pronunciación gutural), coche, también puede ser un monovolumen, o camión.
  • Galela: Galleta. Les gustan todas, todas, todas. Las golosas tendrán que ir mejorando su lenguaje culinario.
  • Nenné: Nombre con el que Julia se refiere siempre, siempre a Patricia. Vamos a llegar a un punto en que su padre y quien suscribe, van a acabar llamándola Nenné. Mañana acudimos al Registro Civil a cambiarle el nombre. Sin falta.
  • Papé: Papel. Sí, tan clarito, para que les dibujemos todo lo que ellas quieran. Desde una flor a un pe pe (significado a continuación)
  • Pé Pé: Pez, pez.
  • Opopo: Hipopótamo. En nuestra familia ya se ha hecho famoso, es el muñeco de peluche, anteriormente conocido como "Offo", cuya denominación ha evolucionado (los meses no pasan en valde), hacia la más elaborado nombre actual. Los opopos, son dos miembros más de la familia, no podemos pasar sin ellos. El día que se rompan no sé que va a ser de nosotros.
  • Teta: Pues eso, qué os creíais.
  • A Una: La luna.

PATRICIA BRILLANTE



Si existiese el campeonato a la tremendez, y travesura, tendría una campeona asegurada, olímpica para más señas, sería mi pequeña Patricia. Permitidme que os cuente sólo una de sus últimas proezas, la más brillante con diferencia.
La mayor parte de las tardes vamos a la piscina, yo preparo un petate con toallas, pañales de repuesto, muñecos..., y nos dirigimos a darnos un chapuzón, en compañía de mi padre que normalmente, y hasta que "la otra mamma" coja vacaciones, nos lleva en coche. La semana pasada estaba preparando esa bolsa, y durante unos minutos las perdí de vista, no oía gritos, ni llantos, así que yo en mi corto entendimiento (pero corto, corto), pensé que no ocurría nada. ¡Oh misera de mi! ¡Oh infeliz!, cuando llegó el abuelo, y las cogí de la manita para irnos al baño cotidiano, me percaté de que la cara de Patricia brillaba sobremanera, más bien relumbraba, como estas chicas que se embadurnan en purpurina para salir por las noches. Olía a frambuesa, fresa ácida o algo por el estilo. La volví a mirar, y ella me devolvió la sonrisa más cristalina y brillante que podáis imaginar, pero brillante, brillante. Le toqué la cara. Desde luego algo pringoso se había echado, no cabía duda, y no era aceite porque olía bien. Miré por el suelo, y finalmente dí con la causa de semejantes brillos y olorcito; mi vaselina Carmex de Cereza. Había metido su dedito hasta el final del bote, escarbó y se embadurnó toda la cara y hasta el pelo. ¿ Y que hice yo? Morderme el labio, fingir un rapapolvo, y darle una limpieza de urgencia, que mitigó su brillo, fragancia y cierta pastosidad, que no cesó totalmente hasta que horas después pasó bajo la ducha y el jabón. Nos fuimos a la piscina, donde habrá quedado un residuo de vaselina. ¿Es o no una fashion victim mi niña?.

Espero que estéis echando unas risas a mi costa.

CUCHARADA VA, CUCHARADA VIENE

Cucharada va, cucharada viene

Y las boquitas se abren y se cierran

Mientras Pocoyo juega con Elly

Y dos bocas llenas gritan sus nombres

Ojos abiertos y bocas abiertas.

Cucharada va, cucharada viene

Dos noes con la cabeza

Y ahora una historia

O una canción

Boca abierta

Cucharada va, cucharada viene

Último viaje

Boca cerrada

Un beso al culo del plato.

Y un aplauso


ASTENIA



Hacía mucho tiempo que no iba al médico, pero empujado (literalmente) por la mamma, acudí a la consulta del médico de familia hace unos días. El motivo de la consulta era que cada día me encuentro más cansado, más irritable y, en ocasiones un poco deprimido. Tras tomarme la tensión, estupenda por cierto, el doctor me preguntó sobre mi rutina diaria buscando "causas externas" que justificasen ese estado de agotamiento permanente. En pocas palabras le hablé de jornadas de trabajo bastante largas, dosis de estrés bastante fuertes… y malas noches con una gordita en brazos…. Con media sonrisa el facultativo me dijo que no podía recetarme unas vacaciones, pero que después de unos análisis de sangre y orina, me recetaría algún complemento vitamínico. Al día siguiente y en ayunas estaba en el laboratorio y los resultados, según el doctor, ponen de manifiesto una salud de hierro, con unos niveles de HDL, colesterol, ácido úrico…. sorprendentemente bajos (un seguro de vida me dijo). He terminado ya una caja del complejo vitamínico que me pautó y sigo igual de cansado, contando los días laborables que me quedan, porque sé que esas vacaciones son la mejor vitamina… Eso sí, soy consciente que quizás, al igual que el año pasado, me quedarán para el arrastre, pero por lo menos estaré con Ana-b y las niñas todo el día.

COQUETAS

No creo que me equivoque si digo que a todos nos gusta reconocernos en nuestros hijos, en su mirada, su sonrisa, en los pasos que van dando, buscamos y buscamos gestos que son nuestros. Pero ellos son más, son personas independientes con gustos propios. Palabra. Yo he descubierto que mis niñas tienen algo de lo que yo carezco, lo que di en llamar (parafraseando a Isabelita, la amiga de Mafalda) "presencia Mujeril", y que puedo equiparar a la coquetería. Mis niñas la tienen. A renglón seguido os ilustro.
Se ponen mis zapatos, no los de su padre, los mios, y si pueden ser coloridos o tener un poco de tacón, miel sobre hojuelas. Patricia me persigue con un cofrecito donde guardo algunas alhajas (bisutería, algunos collares, pendientes...), para que se lo abra, y balbuceando una cosa así como "ollá, ollá", para que le ponga los collares que hay dentro. Visto, que íbamos a perder lo poco que tengo, decidí llevarlas a un bazar, para comprar algo. Inmediatamente se decantaron por un conjunto de collar y pulseras con cuentas de madera de colores muy vivos, y entre llantos y súplicas conseguí aguantar sin ponérselo hasta salir de la tienda. Una vez fuera, ya no hubo compasión, se ornamentaron en un pis pas. Como estas pulseras les van grandes pasan ratos enteros con el puño en alto, no cantando "La Internacional", sino evitando que se les caiga al suelo.
Anteayer, visto que también querían coger mis bolsos y arrastrarlos por el suelo, decidí darles dos antiguos y vacíos, que no tenéis ni idea de lo molesto que es recoger, tarjetas, notas, dinero, brillo de labios, fotos, y todo lo que sacan. Ellas por su cuenta se pusieron collares (Patricia), y cogieron mis gafas de sol (Julia). El resultado de esta última sesión, es la foto que veis a continuación... Me partí de la risa, no puedo evitarlo, ¿no creéis que son dos víctimas de la moda?.
Os dejo, voy a ir despidiéndome de mis pocas pinturas, o mejor voy a pedirles a ellas que me enseñen a tener esa "presencia mujeril", para poder decir de verdad, lo que siempre quise; mami es sexy.
PD. La foto va dedicada a la Pequeña Candi, que me pidió que la publicara.

FUTURA NOSTALGIA


Algún día, cuanto cumpla 80 años, me daré cuenta de que, después de una vida entera buscando un lugar en el que sentirme segura, donde encajar, el único momento donde me ajusté la vida como un guante, fue arropando a mis gemelas de veinte meses, teniéndolas en mis brazos como hago ahora. Acariciando la cabeza febril de Patricia, que busca alivio antes de volver a soñar, o meciendo los muslos de Julia, que se desveló y quiso que acudiera en su ayuda.
Ese día, miraré al pasado por primera vez, con nostalgia.
Benditas malas noches de verano.

Fotografía: Germán Marcus

EL LOBO NO AULLA

Julia y Patricia están en plena fase de "gracietas", y nosotros disfrutando muchísimo. Muchas de estas monerías son las pequeñas cosas que aprenden a diario. Creo que ya he comentado en alguna ocasión, que nos quedamos a cuadros, cuando observamos que repetían palabras que con signos expresaban en un vídeo de "Baby Einstein".
Otra de las facetas que están explorando, es la imitación de animales, y claro, no podemos resistirnos, y las traemos fritas. Cada vez que tenemos la ocasión las exhibimos vilmente ante cualquiera que quiera prestar atención. El espectáculo, consiste en mostrar a los demás que la vaca hace
Mmmmmuuuuu, el perrito uaú uaú, los patos tá tá y el gato (animal de reciente adquisición) miu miu. Hasta ahí todo correcto, según la lógica imperante, y entonces es cuando le toca el turno al lobo, y ¿qué es lo que hace el lobo corazón?, a lo que ambas responden al compás; fffffff. El lobo sopla. En ese preciso instante, el público que acude a la representacion, cambia de expresión, no entienden lo que pasa, algunos dicen que "No, no el lobo hace auuuu, auuuu". Pero no es cierto, el lobo sopla, ellas tienen razón.
Desde hace mucho tiempo, ven unos dibujos animados antiguos, y entre esos, está el de "Los tres cerditos" un corto de Walt Disney, de los años treinta, y si os acordáis del cuento, el lobo no aulla para asustarlos, ni para tirar sus casas, lo que hace es soplar hasta derribar las chozas de paja y la de palitos. Esa razón, por la que el "bobo" (en realidad lo es y bastante), como ellas lo llaman, no aulla, sino que se asfixia
tratando de derribar una casa de ladrillo, fabricada con diligencia por un albañil, que para sí lo quisieran muchas constructoras, en estos tiempos de crisis, (¿he dicho crisis?, ¡ay perdón!). Un tipo diligente, trabajador, y que pone ladrillos hasta en el piano de su casa.
Os dejo con el corto en cuestión, por si queréis rememorar vuestra infancia. "¿quien teme al lobo feroz, al lobo, al lobo?..."



CÓMO CRECEN

Cada día van a más. Crecen, se hacen más independientes. Ya casi hemos acabado nuestro primer curso de natación, y disfrutan como locas en el agua. Les ponen unas especie de "pesas" (que en realidad no pesan casi nada, y sirven para flotar), bajo las axilas, y se mantienen solas en el agua. Su cara de felicidad es indescriptible. Eso sí, todavía no he conseguido hacerlas bucear sin que se acuerden de mi madre, cada vez que las meto bajo el agua, se acaban agarrando de mi pierna o donde enganchan y mirándome con una carita....uf.
Cuando vamos a los parques corren, persiguen a los pájaros, tratan de quitarle los juguetes a los niños, de vez en cuando se caen, y lloran un poco.
Son muy coquetas, y les encanta ponerse abalorios: gorros, collares, pulseras, coleteros que les hago pasar por pulseras, cosas brillantes. Ayer casi tuve que traerme arrastrando a Patricia de un bazar chino, porque le encantaban los collares de plástico que tenían colgados.
Además ahora han inventado un nuevo deporte, consistente en empujar para todos los lados el andador que le han puesto a mi madre, a raíz de su operación de cadera. Es algo divertidísimo, según su criterio. Ayer casi lo hacen desaparecer, lo habían escondido por la casa, como sólo saben hacerlo ellas.


Cada día algo nuevo, sin dejar de sorprender a todos los que las rodeamos. ¿Qué nos esperará hoy? Sorpresa.