¡PELIGRO, CRECEMOS!



Buscad unos barrotes que os lleguen a la altura del pecho, preferentemente que se encuentran al menos a un metro y medio del suelo. ¿Los habéis encontrado?... con que os hagáis a la idea es suficiente. Agarraos a esos barrotes, sin apoyaros en nada, subid la pierna y ponedla arriba del todo, impulsaros (si tenéis complejo de atleta olímpico), y a ver que pasa. No, no lo hagáis que yo se lo que pasa, os dais un tortazo de los que hacen época. Pues bien, eso es lo que hizo mi niña Patricia, antes de irnos de vacaciones, y es el motivo último que ha provocado un cambio radical, el de la cuna a la cama.
Como os digo la niña se cayó desde la cuna, que es completamente fija, y no sabemos como lo hizo, suponemos que levantó la pierna (sin más apoyo que la otra pierna), la puso sobre el barrote de la cuna, y se impulsó. Y eso, que la compramos sin barra móvil, para que involuntariamente no pudiera moverla y se cayera, como le había sucedido a alguno de mis sobrinos. Y que como la niña "promete", habíamos quitado las chichoneras para que no se pudiera apoyar, y evitar una escalada sin consecuencias, que protagonizó hace unos meses. Pero da igual, ella va a ser equilibrista en el Circo del Sol, y ya está dando sus primeros pasos.
Este paso, en concreto, supuso un porrazo tremendo, un susto de muerte, un ataque de pánico, un charco de sangre, un frenillo roto que fue suturado por un cirujano, y una inflamación del labio superior que deja atrás los morros de Angelina Jolie. El disgusto que nos llevamos todos fue tremendo, hasta la pobre Julia estaba preocupada por su nenné, y explicaba en la sala de urgencias a los abuelos con sus gestos que la hermanita estaba llorando. Podemos decir sin temor a equivocarnos, que Patricia nos ha traumatizado a los tres, y que ella ya sube con más precaución a los sitios.
Durante varias semanas hemos estado protegiendo las cunas con enormes cojines alrededor, no sea que fuésemos a repetir la gracia. Hace poco hemos comprado dos somieres con patas, que han sido recortadas cinco centímetros, dos colchones, dos quitamiedos grandes. El fin último es que si se caen lo hagan desde menos distancia y no se partan la boca otra vez. El revuelo que se ha montado ha sido tremendo. Las hemos puesto pegadas, en forma de L, y van de una cama a la otra, juegan, duermen juntas la siesta, se lo pasan pipa.
Además, aprovechando las circunstancias hemos reformado la habitación, la pintamos de lila, y pusimos más cuadros, y muchas cositas cursis. No os voy a enseñar una foto porque todavía no tenemos unos edredones decentes, y en el fondo soy una coqueta. En cualquier caso, prometo la fotografía tan pronto me decida a comprarlos, que al paso que voy será en el mes de enero. Y es que, no sé como puedo tardar tanto en hacer cualquier cosa.

PD. Patricia es la de la calcamonía en el brazo.

6 comentarios:

Antuan dijo...

Hola hola

Me encanta seguir vuestro blog, Anab. Es como ver el futuro a través de una bola de cristal (bueno, más bien una pantalla de ordenador).

Y gracias por dejar un comentario en nuestro blog. No nos desanimas, al contrario, vemos que es posible sobrevivir a los primeros meses!

Saludos desde Valencia

Andy Cambra dijo...

Isabella y Valentino nos mis bebes mellizos, ya no tan bebes, tienen 2 años y medio. Ya hace más de un año que tuvimos que cambiarlos a sus camas porque Valentino (Tití, lo rebautizó Isi) se le dió por escalar y lo encontré colgado de la baranda al despertarse de la siesta. También tuvieron sus camas en L un buen tiempo y eso ayudó a la transición. Eso sí, la boca hinchada llegó, pero más tarde, cuando Isabella quiso bajar la escalera con mis zapatos, que susto! por suerte no hubo puntos pero pasé unos nervios! Pasaron ya seis meses y aún se acuerda cuando se cayó por la escalera.

Alfonso White dijo...

Leyendo tu blog me doy cuenta de que dentro de unos años será muy interesante que tus hijas lean todo lo que aquí pones, para que sepan lo graciosas que eran.

Saludos.

Albertina dijo...

Buscando info sobre gemelos para un compi de trabajo, encontré tu blog!!! Me ha encantado!

Yo no tengo blog pero sí fotolog, uno personal y otro dedicado a los pequeños príncipes...

Te dejo los links por si nos quieres visitar...

Saludos y besos a tus gemelas hermosas!

www.fotolog.com/desde_nuncajamas
www.fotolog.com/arielac

yeste lima dijo...

Lo raro es que Julia no imitara a su hermana en el "coscorrón", por aquello de que al ser gemelas, hagan lo mismo. Las mías no escalaban...."patinaban". Las dos se partieron el labio superior a los 14 meses, con 24 horas de diferencia....en la misma pista de patinaje (el pasillo), se cayeron a la misma hora y se dieron en el mismo lado del labio. Así que me alegro mucho de que no corrieran la misma suerte.

Tienes dos hijas muy lindas (y la gracia es que tienen carita de buenas)

Un abrazo, querida mamá.

AleMamá dijo...

Están preciosas ambas, y tú también.