SEMBRANDO

Que sean pequeñitas no significa que no puedan ir aprendiendo cosas. Poco a poco, eso sí, y jugando, porque a esta edad, creemos, que el mejor modo de aprendizaje es el juego. De esta manera, un día hablábamos con Julia y Patricia de las plantas, y se nos ocurrió plantar una. Compramos el tiesto y unas bonitas regaderas de juguete. En un principio íbamos a sembrar cilantro, que nos gusta en las ensaladas, pero se me perdieron las semillas (¿dónde las habré puesto?). Pensamos que las lentejas estarían bien porque crecen muy rápido. Y así fue, a los pocos días, brotaron. Y cada día Julia y Patricia las riegan y "les dicen cosas bonitas".

7 comentarios:

velvetinna dijo...

Jajaja qué linda por favor, le dice te quiero y le da un beso a la plantita, dan ganas de comérsela (a la niña, ¿eh? que las lentejas a mí...)

Marc i Dolors dijo...

Que bonita la peque!! Que cariñosa, quién era??Patricia o Julia??

yeste lima dijo...

Qué graciosas!!. Es bueno que desde pequeñas les tengan cariño a la Naturaleza y aprendan a tener algunas responsabilidades.

Están preciosas las gemelitas.
Un beso a las tres.

muermi king dijo...

El besito a la planta es buenísimo. Está muy bien que de tan pequeñitas ya tengan apego por la naturaleza.

ANABEL dijo...

Me alegra que os haya gustado el video, pero esta vez yo no soy la autora de video ni del texto, es.... "el otro mamma". Así que no es mio el mérito, salvo por la coautoria de las niñas, que comparto con él. ¡Ja,ja,ja!
La amante de las plantas es Patricia, y sí... yo también pienso que está para comérsela.
Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.
Besos

Antuan dijo...

Ja, ja que graciosa! Está muy bien eso de las plantas, sobre todo para los niños de ciudad que luego se piensan que las cosas salen de las tiendas. Asi aprenden más. ¡pero que graciosa!

elshowdefusa dijo...

Oooooooooooooooooh. Qué preciosidad. Te quiero mucho, dice. Y los besitos. ¿Esto qué es? Van a ser unas niñas listísimas. Y despiertas como las que más. Y no me extraña... porque he escuchado la voz y el tono del padre. Y cómo les habla. Y vuestras iniciativas. Y las ganas de ser padres y de hacerlo bien que tenéis. Y así están las peques, bonitas, bonitas.
Un beso.