JULIA: PEQUEÑO POZO DE SABIDURÍA (CAVERNÍCOLA)



Anoche las niñas estaban cenando. Patricia emplea los cubiertos bastante bien, pero a Julia le gusta mucho comer con las manos. Su padre la ve y decidido a corregirla, emplea la vanidad de la niña (conocida como "el sentimiento princesa") contra ella.
- Las princesas no comen con los dedos- le dice
Ella lo mira desde su silla, esboza una sonrisa y contesta mientras se lleva otra patata frita a la boca
- Las cavernícolas sí.

Otra tarde, después de hacer un puzzle, Patricia lo levantó en alto, y se le partió a la mitad, lo que provocó el consiguiente llanto y queja, al grito de "Está roto, está roto". Julia la miró y muy serena le dijo "No llores Patricia. Es que los venden rotos".

Pasando a otra cosa, esta es la entrada 200 de este blog, así que deseo aprovechar la ocasión para daros las gracias a todos los que de una forma u otra formáis parte de él. Besos a todos



7 comentarios:

MONICA dijo...

Eso es sabiduría y lo demás son tonterías. Un abrazo enorme para las dos. Me ha encantado leer sus palabras, tienen toda la razón del mundo. Me has hecho sonreir nada más dejar la taza del café. Buenos dias :)

muermi king dijo...

Enhorabuena por la entrada 200 de este ameno blog, y enhorabuena por tener a estas 2 ricuras que se salen de lo espabiladas que son. La foto de Julia es chulísima!

MONICA dijo...

Hola! disfrutar mucho del fin de semana. Besitos :)

elshowdefusa dijo...

Esta Julia es para comérsela.
¡Y tan pequeña todavía!

Antuan dijo...

Me encanta la mente incontaminada de los niños. Luego, la educación nos encorseta y no pensamos más que de modo estandar, pero los peques pueden pensar sin cortapisas. Julia lo demuestra!

Besotes para todos

velvetinna dijo...

Me has dejado alucinada :O
Yo algún día quiero dos cavernícolas como las tuyas :)
Un beso.

granjeromoe dijo...

Enhorabuena por haber llegado a las 200 entradas en este blog, y enhorabuena por celebrarlo con una enorme y sana sonrisa, que es la que nos despiertan estas dos niñitas.