SEMANA SANTA (Segunda Parte)











Además de visitar una playa sin sol, también fuimos al Zoológico de Lisboa. Los animales protagonistas de tantos cuentos, se hicieron de carne y hueso. Creo, que aún son pequeñas para disfrutar plenamente de la experiencia. Los animalitos de los cuentos infantiles sin duda son más divertidos: no se pasan horas durmiento la siesta, además hablan y les pasan cosas divertidas...
En cualquiera de los casos, lo pasaron bien siendo más salvajes que muchas de las fieras que encontramos.
Por lo demás, el "Jardim Zoológico" de Lisboa tiene unas instalaciones bastante buenas, los animales parecen estar muy bien cuidados y el personal es muy amable. La única nota negativa es que la zona de aparcamiento, además de pequeña, está muy mal señalizada, y la entrada en coche es un lio. (la próxima visita utilizaremos el trasporte público).





4 comentarios:

Antuan dijo...

¡Que fotos más chulas! Se os da bien la fotografía, eh? Que bien que disfrutarais del zoo, tiene buena pinta. ¿las peques no se asustaban de tener tan cerca a las jirafas? ¿Les daban de comer y todo?

Animaros que en dos o tres meses las playas sí que tendrán sol (o eso espero, si este largo invierno nos deja ya de una vez!)

ANABEL dijo...

Obsérvese la lenguaza azul de la jirafa y la niña dándole la margarita para comer... pedazo de lengua. No me imaginé nunca que los bichos fueran tan grandes.
En la próxima visita al zoo llevamos carritos.
Besos

muermi king dijo...

Opino como Antuan... veo en Segun un gran fotógrafo. Todas muy chulas, pero la de la jirafa está superbien y me da a mi que las instalaciones son mejores que las del zoo de Barcelona, que es más que viejuno... Los carritos son un engorro y un trasto, pero para que echen una cabezadita van perfectos.

Felipe dijo...

Bonitas fotos y que cara de felicidad tiene tu hija. Tiene que ser bonito Lisboa.

Un saludo