HOSPITAL DE CAMPAÑA, REVISIONES Y DEMÁS


No sé. Este tiempo nos trae locos, no sabes cómo vestirte, ni cómo vestir a las niñas, ni nada. Hasta que ha roto el calor, hemos pasado unas semanas bastante locas, que han traído como resultado unos constipados, infecciones respiratorias, fiebres muy altas y muchas noches sin dormir. La semana pasada mi casa fue un hospital de campaña. Por suerte, parece que nos recuperamos bien, pero la verdad es que me he quedado un poco tocada anímicamente... cómo lo explicaría: muy cansada, no sólo física, sino también mentalmente.
Por cierto, que para rematar la faena, por fin conseguí que la compañía médica me buscara un oftalmólogo (el que había se había mudado de provincia, sin decir ni mu) y llevé a las gemelas a revisión. Un consejo, si tenéis que llevar dos niños pequeños a este tipo de consultas, sobre todo, si van a dilatarles las pupilas: cargaos de paciencia y pedid que os acompañe otra persona, porque los pobres lo pasan fatal. Mi madre me acompañó y a pesar de su ayuda, pasamos un rato bastante malo. Patricia casi se queda dormida en una silla. Le afectan mucho esas gotas, de hecho, la primera vez que se las echaron alucinó y no es broma. A lo difícil que resulta echarles las gotas, hay que añadir el posterior enfado, las molestias, los lloros... En fin, habría que vernos a los demás con tres años.
El resultado de la revisión: mantenimiento de gafas para Julia y consejo para que Patricia se las ponga. Ni que decir tiene que, como además tienen las mismas dioptrías, a Patricia le faltó tiempo para ponerse las gafas de repuesto a su hermana. Ventajas de ser gemela
.

5 comentarios:

Mónica dijo...

Abrazos y que mejore la semana en todos los sentidos.

Antuan dijo...

Vaya, volveremos a no distinguirlas! Yo hasta ahora solo las diferencio por las gafas, si salen sin gafas las dos como en la foto de este post, soy incapaz (como debe ser, no?)

En fin, qué se le va a hacer. Espero que por lo menos la mamá de las niñas se recupere anímica y físicamente cuanto antes. ¡Ánimo!

Un besote

muermi king dijo...

Ánimo Mamma!!! que ya queda menos para el buen tiempo... espero que esta semana os mejoréis y podáis descansar todos física y mentalmente.

Me apunto lo del oftalmólogo, aunque tengo la esperanza de que los peques no hayan heredado eso de su padre ;)

Como dice Antuan, ahora será imposible diferenciarlas en las fotos.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Ventajas diversas: las dos van a los mismos reconocimientos el mismo día, las dos van al mismo cole con el mismo horario, las dos necesitan ropa al mismo tiempo... Cuando tienen edades diferentes, tienes que multiplicarte porque todo hay que hacerlo dos veces, en distintos tiempos.
Les ha crecido el pelo. Y están tan lindas como siempre.

Mainada dijo...

Pues mucho ánimo para la mamá y muchas gracias por el consejo para el oftalmólogo. Si las gotas son incómodas para los adultos mejor no imaginarlo en el caso de los pekes.

Un saludo.
Mainada

http://www.miexperienciaenmainada.com