LA NIÑA POLILLA


Se que he tratado este tema otras veces, tal vez debería crearle pestaña a parte, algo así como, "las gemelas dan la castaña para irse a dormir". Aunque para ser sincera debo decir que, Julia lo lleva bastante bien. Se duerme solita, y aunque despierta unas cuantas de veces a lo largo de la noche, cae mortal enseguida. Pero Patricia, ¡ay Patricia!. Eso es otro cantar. Conseguir que se duerma por las noches es una odisea, casí ,casí ,una tragedia griega. La metemos en la camita, se levanta, viene a la salita, abre la puerta corrediza, y asoma su naricita. La llevamos a la cama, y tratamos de calmarla. Cuando parece que lo conseguimos. Vuelve a la salita. Si no le hacemos caso, retorna a la cama, y la monta para que Julia no se duerma. Salta en su cama, va a la de su hermana, la incordia... la vuelve a liar. Intervenimos. La acostamos, tratamos de tranquilizarla, recurre al chantaje emocional, nosotros hacemos lo mismo. Volvemos a acostarla. Vuelve a levantarse, le reñimos. La llevamos a la cama otra vez, y así una y otra, y otra vez. Así, pueden pasar unas dos horas de reloj. La paciencia la hemos dejado en la primera hora. Al final acabamos los cuatro exhaustos, los papás depres y preguntándonos qué estamos haciendo mal.
La última variación sobre el mismo tema, nos ha hecho reir. Se quita el pijama, tirando de los automáticos (se ve que le da mucho gustito), los calcetines (algunas veces), y se pone al lado de la bombilla de noche que le tenemos puesta y allí se queda, como una polilla atraída por la luz, quietecita, quietecita. Dice "frío, frío", ¡qué te parece! ¡se desnuda, y encima dice que tiene frío! . En fin, tendremos que dar gracías de que todavía no sepa quitarse el body, ni los pañales. Eso sí, hemos cambiado el pijama que le poníamos por otro, en el que no podrá quitarse los automáticos, porque no me parece de recibo alentar el nudismo en invierno con este clima.
¡Ay, cada día una sorpresa!. Hoy parece que va a dormirse sin liarla mucho ¿o estará ejerciendo de polilla?...¡uy, uy, uy!.


*El pijama que lleva en la foto, es uno de los que arranca con facilidad los automáticos, pero ese no lleva calcetines a parte.

13 comentarios:

Geraldine dijo...

te agregué a mis links ...espero tú también lo hagas, ademas de seguir comentandonos mutuamente...hace frío alli no?...aca nos estamos muriendo de calor!

yeste lima dijo...

Ja, ja, ja. no te enfades porque me ría de la situación, hay que tener un máster en paciencia para conseguir sobrellevar ese rato y que después, al recordarlo, seas tú la que te rías.

Paciencia, mi niña, llegarán los días tranquilos, no sin antes haber pasado por todo tipo de cambios.

Un beso grande.

Antuan dijo...

No se si lo he dicho ya antes en algún otro comentario... pero me da la sensación de que es Patricia siempre la que le pasan cosas y la que da algo más de follón, ¿no?

Pues nada, suerte, valor, y al toro; algún día comenzarán a dormir mejor, ya llegará.

muermi king dijo...

Leo el blog y me parece estar mirando por una bola de cristal al futuro, como cuando voy al super y veo un niño con un berrinche y montando la escena en medio de un pasillo...

Julia y Patricia tan iguales y tan diferentes. Félix será como Patricia, es el más testaduro, mientras su hermana lleva horas durmiendo, él está de fiesta y armando jaleo. Se queja, se retuerce, y si intentas dormirlo... a llorar! Y eso a pesar de que se muere de sueño. Esta noche ya me ha dejado su firma antes de irse a dormir, un bocado en el brazo y mañana el correspondiente morado.. en fin, pero luego les ves durmiendo y piensas "angelitos", y todo se olvida.

ANABEL dijo...

Hola a los tres.
Geraldine: Ya te contesté, pero por si no te llegó te digo que te linkeé en los dos blogs. Muac. Llueve y hace frío, ¡que asco!.
Yeste: Te ríes, pero a mi la paciencia se me agota poco a poco. Me encantan estas niñas, pero lo del sueño, me tiene un poco cansada. Estoy pensando en tomarme un somnifero, y al menos dormir yo.
Antuan: Patricia está poseída por el espíritu de un sargento de la guardia civil, porculero, y malvado. Pero es encantadora. En fin, esto es una auténtica relación tempestuosa. La adoro, y ella me adora, pero por las noches....grrrrr
Muermiking: ¡Ay Dios!. Uno no sabe que hacer, ni como acertar. En fin, solidaridad. Oye que lo mismo cambia, y no te toca "sufrir" este trance.

josé javier dijo...

Sólo te queda ser más persistente que ella, e insitir cuando se levante de la cama... y con el tiempo cogerá el ritmo de sueño que todos deseamos.
Un abrazo. J.J.

Antuan dijo...

Me estoy fijando con detalle en la foto... me hago una idea de lo que supone vivir con dos renacuaj@s revolviéndolo todo y llenándolo todo de trastos:

- los sofás llenos de juguetes, que no se puede uno ni sentar
- El suelo lleno de más juguetes que casi no se puede plantar el pie sin pisar algo
- un churrusco de pan escondido bajo el sofá

Me reafirmo al ver el video de Carlos (el de "Mis Mellizos") conduciendo un trasto por el salón, de la misma guisa. Todo lleno de trastos por todos lados.

Pobrecita Carmen, con lo que es ella para el orden.

ANABEL dijo...

José Javier: Sí la persistencia y la paciencia, son las madres de la ciencia, pero de vez en cuando nos sentimos agotados. De todas formas el viernes las llevamos a la piscina y cayeron rendiditas no hubo quejas, ni salidas de la cama. No me queda otra opción: cansalas es mi nueva misión (sin haberlo pensado, me ha salido un pareado).
Antuan: ¡Ja,ja,ja! No me había dado cuenta del trozo de pan, tan acostumbrados que estamos al desorden. Eso sí, te advierto, que en la foto no puedes ver los dibujitos hechos en la pared con ceras, ni las manchas en los sofás, ni..., bueno prefiero dejarte algo para sorprenderte. Espero que a Carmen le sirva de consuelo, que los primeros meses no son así. El desastre comienza cuando se espabilan. ¡Ja,ja,ja!. Ya me contarás.

ines dijo...

Me suena todo eso, Carlos lo hace cuando no está cansado, es decir los fines de semana y en vacaciones.
Nos monta todo un espectaculo antes de irse a dormir, pide como 5 veces agua, se levanta a darnos besos otras 5 veces, en fín da por saco un rato largo antes de dormirse, ya nos tenemos que enfadar con el.
Cuando está en el colegio se acuesta sin rechistar como un bendito.
Mi consejo es que las lleves a la guarde para que alli se "desmadren" y vengan cansadas .
Ah! y que duerman solo 1 hora de siesta.
Ya veras como a las 9 de la noche las tienes en la cama.
besitos

Cecilia Alameda Sol dijo...

Y l o curioso es que dentro de unos años, cuando vaya al cole, no habrá quien la levante de la cama, te pedirá que le dejes un ratito más, que se está muy bien en la cama. Y ahora que puede dormir un montón, no lo hace.

Martha dijo...

Hola!!

Pase a saludarte y a felicitarte por estas nenas tan bellas que tienes!!

Saludos

Martha
http://besodeamor-david.blogspot.com/

Manuel dijo...

Normalmente tenemos historias paralelas, desfasadas unos meses por la diferencia de edad... pero en este caso el desfase es inverso ya que nosotros aún no hemos suprimido las "rejas".

En cuanto quitemos las cunas te avisaré ya que me temo que la niña-polilla se reencarnará en Marina.....

velvetinna dijo...

No soy madre, ni sé mucho de niños, pero visto desde fuera parece que Patricia quiere llamar vuestra atención, quizás cuanto más rebelde se pone más caso le hacéis y a ella parece que le funciona. A saber qué pasa por su cabecita. Ánimo y paciencia. Un besito