¿QUIÉN SOY AHORA?

Que sí, que sí, que lo sé, que tengo el blog abandonado. Es que no me cunde más el tiempo y es una pena, porque ellas se merecen entradas a diario, pero el curro, su cuidado y la escritura de mi primera novela, me sorben el seso (el poco que me tengo).
De todas formas, antes de que los abuelos vuelvan a pedirme cuentas, voy a contar algo. El título de la entrada es claro: ¿quien soy? A Julia y Patricia siempre les ha gustado imitar: cocinan como mamá y papá, arreglan la casa, hacen la compra, reparan coches, apagan fuegos... pero hay algo a lo que juegan todos los días "a ser otras personas" da igual que sean personajes reales o ficticios: en esos momentos son la persona que eligieron ser. Me llama mucho la atención que siempre piden permiso para poder jugar a ser otro. Tal cual, como lo cuento. Vienen y me dicen:
- Mamá, ¿puedo decirte una cosa?
- Sí.
-¿Puedo jugar a que soy....?
Ante semejante petición no puedo negar mi permiso y durante un rato "son" la persona. A veces, incluso piden permiso para volver a ser ellas mismas, lo que me hace todavía más gracia.
A modo de ejemplo un botón, os contaré que ayer Julia fue:
1) Miriam de Badajoz (compañera de clase)
2) Bloom de las Winx
3) Un bebé.
4) Julia mayor y Julia de cuatro años (ella misma)
5) Jorge de casa de abuela (un vecino).
6) Bebé medusa.

Patricia por su lado escogió ser:
1) Miriam de Madrid (nueva compañera de clase).
2) Flora de las Winx
3) Hermana mayor
4) Princesa Brisela (no tengo ni idea de quien es)
5) Sisi, de Código Lyoko
6) Un perrito.
El problema añadido es que tienes que llamarlas por el nombre que han escogido en esos momentos, si no lo haces te ignoran.
En fin, veremos a quién me encuentro hoy a la salida del colegio, ¿serán Julia y Patricia? ¿algún extraterrestre? ¿su amigo Guille?

9 comentarios:

madredemellizos dijo...

Pues debo decirte, que tus hijas me dan envidia! Quien pudiera imaginar ser otra persona, desconectar de tu propia identidad por un rato, soñar y jugar! Realmente estás entretenida con esas pequeñajas, simpre nos hacen sonreir con sus ocurrencias. Mis bebés son peques, pero ya empiezan a jugar juntos..que de histórias me esperan. Anabel, cierto, a ver si escribes algo más el Blog. El otro blog tambíen me parece que lo tienes un poco parado...

Juan dijo...

Pues que sigan pidiendote permiso toda la vida, aunque me temo que dentro de poco no lo haran y diras aimsss mis niñas que han crecido. Un besazo.

ANABEL dijo...

Madredemellizos... nada de envidia que todo llega, yo creo que casi todos los niños llegan a ese punto de jugar y meterse en el papel que se han asignado. Es genial. A mí lo que me llama la atención es eso de pedir permiso. SEguro que ya cuentas y no paras con las cosas que hacen los tuyos.
Por cierto tienes razón, tengo abandonados los blogs... es que no me llega el tiempo, a ver si lo doy de sí un poco más
Un abrazo

ANABEL dijo...

Juan... cuanta razón tienes. Creo que lloraré cuando llegue ese momento.
Besos gordísimos

muermi king dijo...

Lo he dicho ya y lo repito las veces que haga falta, tus princesas son extraordinarias, desbordan creatividad e imaginación. Si puedes, los dibus de los Backyardigans creo que les pueden gustar, porque además de imaginación son muy musicales y sé que a tus niñas, como a su madre, les gustaba el bailoteo ;-P

Antuan dijo...

Como dice muermik, tus niñas siempre se han caracterizado por una imaginación desbordante, que sigan así, a todos nos va bien que nos despierten la imaginación.

Es cierto que lo curioso es que pidan permiso para ser otras personas, ¡e incluso para ser ellas mismas de nuevo! eso es lo que me sorprende más. A lo mejor es para que sepas quienes son y les puedas llamar por su nombre ;)

Besotes y animo con eso de escribir, me alucinas, de verdad

Fusa Díaz dijo...

¡¡Dios!! Es que son irresistibles.

ANABEL dijo...

Muermiking: Somos fans de los bacyardigans "tus amiguitos del jaridn laralaralaralaaa", los descubrimos por casualidad con la aventura pirata y la verdad es que les gusta mucho. Lo que pasa es que con Bob esponja la competencia es muy dura, pero son geniales esos dibujos, muy divertidos y muy de jugar a ser algo... lo que les pasa a ellas. Besos
Antuan, creo que tienes razón para mi que lo que pretenden es involucrarme en sus juegos y así lo consiguen. Besos gordos
Fusa ja,ja,ja. Las miras con buenos ojos y eso me alegra un montón. BEsos

Cecilia Alameda Sol dijo...

Digo yo, que no soy psicologa ni pedagoga, que esos juegos deben enseñarles muchas cosas de la vida cotidiana, al encontrarse en tan distintas circunstancias.
Y a ti también te dará muchas pistas sobre cómo conciben ellas la vida de los demás o su propia personalidad.